miércoles, 30 de enero de 2013

Menudo peliculón

Alrededor todo se dibuja triste, decadente, como una película extraña...parece que hay un director perverso detrás moviendo los hilos de nuestras vidas...sin embargo reconozco en mi interior que la vida no es eso en absoluto, que el sol lo inunda todo de manera abrumadora, está iluminando esa mentira, la vida es luz, mucha luz, alegría, ilusión, ayuda a los demás, compartir emociones y cosas materiales. Me pongo en marcha para que esa luz salga de mí, en la medida de lo posible hacia los demás y veo que hay muchísima gente hace tiempo en marcha que se ha revelado contra el director y le ha hecho cambiar el guion muchas veces, incluso le ha pedido reiteradas veces que se marche, que no le necesitan más, mientras sus interpretaciones van evolucionando, son cada vez mejores, más intensas y sobre todo más radiantes...

jueves, 24 de enero de 2013

EL CUADERNO DE ETERNUS

Por fin un hombre llamado Eternus había conseguido la inmortalidad a base de probar fórmulas alquímicas a través de sus conocimientos sobre el ácido desoxirribonucleico. La combinatoria computacional dio por fin con el absurdo y ansiado elixir. No es que estuviera plenamente en forma pero había visto transcurrir ante sus ojos nada menos que unas cinco generaciones. Nadie le creyó ni le creía y era tratado por todos como un viejo loco, largamente aislado en su intemporalidad. Es por este motivo que sus congéneres no tomaban el riesgo o la oportunidad de ingerir su fórmula en ningún caso...
Eternus escribía sus reflexiones en su inacabable cuaderno de bitácora vital, de contenido personal, filosófico y científico.
Algunas de sus páginas más reseñables rezaban así:
"Lo que más me duele es mi incapacidad de convencer de mi fórmula a otros seres, tal vez porque no están preparados para entenderlo o porque no les interesa cometer la locura que cometí, esto es, jugar a ser Dios...Este hecho tiene un precio X, pero si lo pensamos, todo en esta vida ha tenido y tiene su precio...Tal vez la ciencia está muy evolucionada pero el conjunto de los seres no va al mismo paso que la élite científica y tecnológica a pesar de que se beneficie de manera tangencial...por tanto, por más que la ciencia evolucione, el ser humano como entidad compleja no evoluciona al mismo ritmo, es más, hay periodos en los que involuciona escandalosamente a pesar de tantos instrumentos de evolución...¿Qué estará fallando?"
Haber vivido la vida de lo que equivaldría a unas cuatro tortugas de las islas Galápagos le daba margen para extensas y curiosas valoraciones...
"A veces me arrepiento de mi elección, me entra el sentimiento de culpabilidad, tal vez he ido contra Dios, en contra de la naturaleza, o sea, contra natura. Por el contrario pienso en ocasiones que el propio estudio de lo que me rodea me ha llevado a este punto excepcional de superar limitaciones humanas que estaban en los hechos y en nuestra propia cabeza al tiempo...
¿empieza la ética dentro del hombre o se forma y se transforma con el tiempo?...por más que avanza la ciencia, la fidelidad del ser humano hacia sí mismo es pobre...tanta gente muriendo de hambre todavía...tanta contaminación incontrolada...y eso que ya hemos hecho abundantes excavaciones en marte..."
"La clonación voluntaria de hijos tan aceptada en la actualidad costó en su día un arduo debate a la tercera generación...sin embargo hoy es algo asumible como normal, una elección de cada pareja..."
Se miró al espejo del armario de cerezo y se vio a sí mismo como siempre, alto, en la tercera edad, y qué diablos, bien plantado, así durante toda su vida salvo el breve periodo que precedió a la ingestión de la pócima. No sabía muy bien si aquel espejo le devolvía con brillo su imagen interna. Por dentro cambiaba mucho cada día y él poseía un secreto maravilloso, la sabiduría que tenía, la visión cada vez más consciente y elaborada de las cosas -y en ocasiones mucho más dolorosa que para el resto de los humanos- la rapidez con que sacaba conclusiones y la de disgustos que se ahorraba anticipándose a muchas consecuencias de la vida ordinaria....Sonrió con satisfacción, su cuaderno ya contaba con mil quinientas páginas y algún día otro ser evolucionado lo leería y podría avanzar mucho gracias a aquella valiosa información. Lo mismo le hubiese ocurrido a la humanidad si no se hubiera quemado la biblioteca de Alejandría, que contenía todo el saber antiguo, era bien conocido ya en esa época que la Tierra era redonda y por desgracia tardamos más de mil años en volverlo a descubrir, entre otras muchas cosas...
Se sentó a desayunar con su cuaderno al lado, de windows review 2050 and apple associated, continuó escribiendo " el telescopio Hubble ha descubierto hace años que hay un planeta similar a la Tierra que contiene unos seres que levantan palmo y medio del suelo y que circulan alegremente atareados, todavía trashumantes rodeados de un paraíso primitivo y bello, sólo se devoran entre sí en caso de extrema necesidad o supervivencia y jamás se hacen daño entre ellos, en ese aspecto puede que sean más evolucionados mentalmente que nosotros, no conocen el mal, la alevosía, ni el ensañamiento...."
En ese momento se dio cuenta de que estaba llorando inexplicablemente, se sorprendió mucho porque él no lloraba repentinamente jamás. Mientras escribía había caído en la cuenta de que el avance tecnológico no servía, ni serviría absolutamente de nada si no conseguía erradicar esos sentimientos de odio y actos de violencia entre la raza humana..

jueves, 17 de enero de 2013

La crisis es buena


El profesor de filosofía cerró la tapa del viejo libro que estaba colocado junto a su i-pad, los alumnos desaparecieron prácticamente en cuanto vieron ese gesto. A pesar de que algunos se embelesaban escuchándole, los apremios de la edad son, pues precisamente eso, apremios…
No sabía con certeza quién fue antes, si él mismo o el filósofo, probablemente ya era todo uno desde niño pero con la edad esa comunión ya estaba más que consolidada.
Miró el repentino vacío de la clase con la preocupación acuciada de estos últimos años por el futuro de esa generación que se hallaba inmersa en una gráfica en rojo, llena de picos y desplomes constantes. Técnicamente la bolsa mundial  parecía estar en manos de titiriteros de alto nivel que en contraste con los artistas de los parques, muchos de ellos eran unos verdaderos desalmados…Creía firmemente que las crisis eran provocadas por las élites adineradas y que nada de lo que estaba ocurriendo era casual, es más, se llevaba gestando intencionadamente desde tiempo atrás… Los conspiradores no tenían por supuesto medidas del todo las consecuencias de sus decisiones, que se dibujaban cada vez más graves, pero sí una idea de por dónde querían conducir al resto de sus congéneres, de los que cada vez estaban más distanciados en el amplio concepto de género humano.
Pensaba, no obstante, que nada de lo vivido en los años de bonanza había tenido mucho de real, estos tiempos se calificaban por su falta de mesura, de hybris. Si los buenos tiempos fueron nubes de algodón en su momento, los malos tiempos habían llegado como un devastador maremoto.
Por ese motivo dedujo que el actual estado crítico del enclenque sistema endémico tendría su parte de irrealidad bastante considerable. Por ser una mentira como lo habían sido los felices años, seguramente habría buenas consecuencias que nos esperaban en mitad del zarandeo de las gráficas diarias…
Llevaba ya más de veinte minutos inmerso en sus pensamientos mirando la desolada aula pública…
Cayó en la cuenta de que la crisis sumergía en el mismo estadio a la inmensa mayoría de la población,  lo que por fortuna estaba creando nuevos lazos de complicidad  y solidaridad, todo desinterés que libere el ansia de nuestro propio beneficio atrae la acción de la providencia, del flujo vital, de la esencia de las cosas o como queramos denominarlo…

No dudaba de que entrar en esa corriente viva y nueva tenía un precio muy duro que pagar,  literalmente en el tema económico conllevaba verdaderos dramas familiares, o la emigración de toda la juventud del país o la decadencia absoluta de los derechos conseguidos hasta ahora. Cuando el daño es unilateral es difícil defenderse,  pero si uno quiere sobrevivir puede hacerlo reponiéndose de cosas terribles,  tendemos a pensar que lo nuestro es mucho peor que lo que le ocurre al resto, en ocasiones es así pero en muchas otras,  en absoluto…
Abrió su i pad rojo y apuntó los puntos positivos de la plomiza crisis;  la búsqueda de los verdaderos valores, las caídas de los caparazones materiales que con tanta insistencia nos había bombardeado la publicidad durante años, la aceptación de la vejez y la muerte como consecuencia de estar fuera de lugar esos valores engañosos, sobre todo para la mujer. Seguía enumerando como positivo la irrupción de nuevas ONG y la activación de la masa como poder que piensa y se informa. Por otro lado se empezaba a exigir con más fuerza la rigurosidad periodística y su uso como arma para desmantelar la estructura de las élites poderosas… Se volvía al diálogo profundo sobre la vida, a escuchar con atención a los abuelos, a valorar su esfuerzo ahora que los jóvenes sabían sin arrope lo que era la vida de verdad…
El aula seguía enfrente como un testigo silente de sus pensamientos, todavía con las cosas y la energía de aquellos jóvenes flotando en el aire.  La próxima clase sería un debate sobre los beneficios que ofrecía la crisis para que vieran que esa palabra significaba "cambio" en griego y era, quién sabe,  la vida misma. Seguro que sus alumnos tenían mucho bueno que aportar y enseñarle al día siguiente. Alegrado por este sentimiento, recogió sus cosas sin apremios…


viernes, 11 de enero de 2013

Aquel domingo tonto de verano

Decidimos aprovechar la tarde de domingo para sacar la vespa- cuales madres que parecen quinceañeras- por el vaporoso asfalto de la capital. Caía suavemente la noche sobre un Madrid despejado de circulación como es habitual  los meses de agosto. Nuestro pelo al viento y nuestra risa pícara de tener la ciudad a nuestros pies, las luces de la Castellana para nosotras solas pasaban suavemente por los laterales. Muy distinto a como ocurre en invierno donde te asedian varios coches a ambos lados y para colmo tienes al quinto de caballería detrás de ti intentando demostrar quién es el más valiente. Por suerte han habilitado el carril de autobuses para las motos así que solemos elegirlo cual remanso de paz, cambiando una muerte por impacto por una de cáncer de pulmón junto al tubo de escape de toda la EMT al completo...
Conseguí dejar a la niña -no sin esfuerzo -a cargo de una cuidadora ,como dicen ahora en Madrid, con el agravante de tener que escuchar sus recomendaciones; mamá ve a la sala de fiestas donde vas siempre, sí efectivamente, es una sala de fiestas, aunque suene anticuado, no es que lo suene, es que el sitio es anticuado y los dueños son los Bee Gees asociados con John Travolta and company...Mamá no bebas mucho, haz el favor de no salir así, cámbiate de conjunto, tienes cosas más monas y sobre todo dime a qué hora vas a volver...
El pelo al viento por el centro de la Castellana no tenía precio... para todo lo demás mirar y no tocar porque estamos en crisis...Llevábamos una lista de locales a visitar antes de pasar a saludar a Travolta, la habíamos confeccionado cuidadosamente a través de internet, esa red extensa y fiable al cien por cien...Los dos primeros sitios que avisaban en su web de que estaban abiertos estaban chapados y con las llaves en Gandía...por suerte sólo se trataba de ponerse el casco de nuevo y seguir circulando al siguiente punto de la lista cantando a grito pelado...Llegamos a un local glamuroso y acogedor, pero todo eran parejitas revelándose secretos al oído y riendo en susurros incómodos si la música no es lo suficientemente buena o alta...
Volvimos a la vespa, el único vehículo en un radio de dos kilómetros, que nos esperaba ya con el cuello más torcido de lo habitual, nos enfundamos el casco y continuamos cantando la banda sonora de Titanic otra vez a pleno pulmón, con las calles haciéndonos eco, sin el riesgo de la contaminación invernal propia de la metrópoli imperial...


Ya íbamos por el cuarto punto de la lista, ahora mucho más lejos, pero las ganas de ver algo de ambiente podían con nosotras...llegamos a un local con la música a tope y nos saludó rápidamente el chico de la barra, nos recibió muy alegre pues debía de llevar sin hablar con nadie unas ocho horas, la pista brillaba como si la acabara de limpiar el Omino Bianco....Nos tomamos algo suave, porque la vespa y la circulación eran un peligro y nosotras también, tras despedirnos con esfuerzo del pobre bereber aislado que ponía de beber en su desierto estival...decidimos tirar la lista de internet al primer contenedor y dirigirnos directamente a saludar a Barry Gibb...
La vespa no dio crédito cuando vió que Barry se había largado a Denia....nos quedamos con nuestros modelitos ante la puerta y un ataque de risa compulsiva, por suerte la noche del desierto suele ser preciosa y las estrellas brillaban en el cielo...
Acabamos tomando un batido de vainilla en el Vips de Velázquez que abre hasta las tantas todo el año, con seres humanos de toda índole y condición, llegados de cualquier rincón de la ciudad buscando vida exterior, allí permanecimos comentando la situación entre risas, por no romper a llorar......

jueves, 10 de enero de 2013

La compañía que me amó


El hecho de agradecer lo bueno de lo que nos ha ocurrido nos pone en vía de recibir más acontecimientos buenos, es por ello que a modo de terapia en estos tiempos tan severos miro hacia atrás con cariño para valorar estos últimos trece años en Iberia.
Me voy a quedar con el privilegio que he tenido de pertenecer a esta compañía en sus buenos tiempos para centrarme solamente en el ámbito de lo personal.
He de reconocer que el mundo de la aviación como cualquier otro hay que vivirlo desde dentro para entenderlo, por sencillo que parezca en un principio. El hecho de pertenecer a él -como ocurrirá en cualquier gremio- ya deja en ti una impronta de por vida, en mi caso iba a ser un trabajo temporal de unos dos años porque mi formación personal iba por otras vías...
Sin embargo mis circunstancias impidieron volver a mi antigua profesión y no ha podido ser una opción más enriquecedora para mi, en primer lugar en el ámbito social, por la variedad y por la abrumadora cifra de personas que conoces, compañeros y pasajeros. En otro plano no menos importante, la oportunidad incuestionable de conocer lugares que de otro modo no hubiera visitado nunca. No obstante me quedo con el hecho de pertenecer a este gremio como lo que más ha tocado mi interior, los amigos que he hecho de verdad, que han visto la parte menos glamurosa de estar lejos de la base, a veces de la base de tu propia existencia, a la deriva, más acusadamente que en una vida con horario normal. A la vez ese desapego te regala lazos de unión que sin ese precio pagado no se me hubieran concedido.
Profesionalmente me ha abierto a estar cara al público, mantenerme en forma, centrarme en un trabajo físico y no tan intelectual- aunque curiosamente te deja tiempo para cultivarte si quieres- pero sobre todo tener tablas ante muchas circunstancias imprevistas que por mi carácter probablemente no hubiera sabido nunca de qué modo manejar.
Ha sido revelador para mi el hecho de que la aviación sea apasionante en términos generales, que la seguridad y la fragilidad del ser humano son en nuestro esfuerzo directamente proporcionales, aunque sepamos que no es así en absoluto en la realidad, que en cualquier lugar del mundo nos reconocemos y saludamos por esta labor de concienciación constante que desde fuera parece una afectada actuación, en ocasiones.
La experiencia me ha demostrado que los pequeños detalles en el ámbito comercial tienen importancia, que los percibes rápidamente al otro lado, como pasajero, y lo intentas corregir, cada uno en su medida. Te muestra un reflejo cristalino de tus debilidades, carencias, incapacidad de rectificación y de manera de ser...Al tiempo tienes que tolerar todo ello al compañero que elijas para viajar contigo siempre, como una pareja de hecho, o de aventura, a la que conoces tanto como a ti mismo y que lo es todo en muchos momentos y que lejos de casa es tan nada como tú....