martes, 15 de abril de 2014

Por qué Bruce Springsteen

PARTE I ¿Por qué Bruce Springsteen?

Mi admiración por Bruce empezó a los doce años con mi amiga Patri del parvulario. Cogimos el disco “Born in the USA” de su hermano, intentábamos leerlo cantando pero en las primeras palabras él ya iba por la mitad. Aun así nos atrapó su música…
Como hacíamos revistas caseras fotocopiadas por nuestros padres en la oficina, hablábamos y proponíamos tests a nuestros supuestos lectores sobre él… Fue en esa época que mi padre encontró un póster en la puerta de mi armario, con su cinta, sin mangas, su guitarra, guapísimo…y me preguntó ¿por qué lo tienes? Le dije “porque me encanta papá “. Supongo que se dio cuenta de que dejaba de ser tan niña…sin embargo lo peor fue cuando entornó la puerta de la habitación y detrás vio un enorme Silvester Stallone pero en su terrible papel de “Cobra”, ahí ya no comentó absolutamente nada y percibí que salió como consternado de la habitación…
Ese verano contraje una hepatitis en las piscinas relativamente mantenidas de un club militar, mi amiga Patri me llamó absolutamente todos los días, algo que nunca he olvidado, ni olvidaré… Escuchaba Bruce todo el rato a solas, viendo cada día la misma imagen durante horas, una especie de Sauce Llorón precioso de nuestro jardín en Palma, brillando en pleno Julio. No sé si fue la medicación, la cercana infancia o el aburrimiento pero le contaba a mi amiga que detrás había un enorme dinosaurio que llevaba en lo alto a Bruce con su guitarra y me estaba sonriendo…
Tuve muchas atenciones de mi madre y de mi abuela, demasiadas. Todo el mundo pendiente de mi…y mucho misterio y observación a mi alrededor, me sentí como una cursi princesa medieval, porque me tenían en la planta de arriba, donde mi padre revelaba buenísimas fotos… Ahora sé que era muy contagioso y por eso tanto recato y mimos. Lo que me ha quedado es que mi familia, mi amiga y Bruce hicieron aquellos meses inolvidables y me recuperé rápido…
A día de hoy estoy en reposo con collarín por un accidente laboral, con traumatismos y cefaleas prolongadas en el tiempo….sólo puedo ver las plantas de mi salón madrileño y los cuadros que pinta mi madre y estimulan mi imaginación…tengo la música de Springsteen puesta día y noche. De nuevo me llama siempre mi amiga y el resto de amig@s y familia, todo esto me está ayudando en mi recuperación. Espero ya que este año vayamos a su nueva gira “High hopes” que son lo que necesitamos todos, grandes esperanzas e ilusiones y pienso lanzarle o el sujetador, el collarín…o las dos cosas…

PARTE II

No se hablaba prácticamente con su padre a los diecisiete años y pasaba los días fuera de casa en verano e invierno...Llevaba el pelo largo pasados los hombros cosa que su padre no admitía. Cogió una máquina y le rapó el pelo de manera traumática para que pasara las pruebas de Vietnam, que no sabían bien ni dónde estaba ese lugar en el mapa… y porque harían de él un hombre y dejaría de ser un flojo. Los amigos que partían a la guerra eran el orgullo de la ciudad pero gran parte no regresó jamás. Faltaban tres días para la prueba y él desapareció de casa, se los pasó de juerga sin dormir, aterrado, con sus amigos...Llegó a casa y le contó a su padre que había fallado, que no le habían admitido...su padre le dijo aliviado, que le parecía bien..
Mi hermano a los diecisiete también se marchó solo a la capital porque mi padre le dijo lo mismo, que estaba atontado de la vida, que a ver si la mili hacía un hombre de él… nos contó que simplemente dijo la verdad, que le dolían las rodillas desde hacía años...y volvió diciendo que le alistarían seguro.
Para nuestra sorpresa llegó una carta de "no apto" y mi madre y yo respiramos aliviadas también y además adelantó en la universidad...
Sin embargo con el tiempo me tragué la mili entera de mi primer gran amor... Pero como bien afirma en sus canciones "todo el mundo tiene un corazón hambriento" y me fui a dar clases a Massachusetts y ahora por fin entiendo lo que dice el poligonero de Bruce sin tener que leerlo todo antes...
El amor de mi vida se quedó "in my hometown", "nos gustaba la misma música, grupos, ropa y sobre todo las lecturas"...
Sigo subida en el tren hacia" la tierra de la esperanza y de los sueños", "quizá no somos ya tan jóvenes, pero muestro un poco de fe, porque todavía hay magia en la noche"...
Mi compañera de fatigas en aviación y gran amiga, grabó un mini vídeo con él, dedicándomelo, iba en gran clase, antes de su concierto en el Santiago Bernabeu, fue muy emocionante, me dijo que me esperaba allí…Gracias amiga. Allí estuvimos cuatro horas, sufriendo por la salud de estos sesentones inagotables que lo dieron todo.
Mi preferida es "The River" que he aprendido a tocar, o a hacer hablar a mi guitarra como dice él... Fuimos padres jóvenes mi ex y yo, y me toca de lleno, es dura y hermosa, las dos caras de la vida, la brillante y la oscura...
Podría extenderme hasta el infinito con sus cientos de canciones pero creo que será más adelante, tal vez en la ancianidad, porque para entender sus letras...sobre todo...hay que haberlas vivido.